Romance de la luna, luna.

A continuación analizaré el poema Romance de la luna, luna de FEDERICO GARCÍA LORCA.

1 La luna vino a la fragua
con su polisón de nardos.
El niño la mira, mira.
El niño la está mirando.
5 En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura,
sus senos de duro estaño.
Huye luna, luna, luna.
10 Si vinieran los gitanos,
habrían con tu corazón
collares y anillos blancos.
Niño, déjame que baile.
Cuando vengan los gitanos,
15 te encontrarán sobre el yunque
con los ojillos cerrados.
Huye luna, luna, luna,
que ya siento sus caballos.
-Niño, déjame, no pises
20 mi blancor almidonado.
El jinete se acercaba
tocando el tambor del llano.
Dentro de la fragua el niño
tiene los ojos cerrados.
25 Por el olivar venían,
bronce y sueño, los gitanos.
Las cabezas levantadas
y los ojos entornados.
Cómo canta la zumaya,
30 ¡ay, como canta en el árbol!
por el cielo va la luna
con un niño de la mano.
Dentro de la fragua lloran,
dando gritos, los gitanos.
35 El aire la vela, vela.
El aire la está velando.
Este poema, del cual es autor Federico García Lorca, está incluido en la obra el Romancero gitano, un conjunto de romances lírico-narrativos plenos de símbolos. En ellos aparece una Andalucía estilizada, que es el espacio de la pena, el amor y la naturaleza. Los personajes principales son los gitanos, acosados por la guardia civil, que representa la persecución, el poder y la destrucción. La violencia y la muerte, sangrienta o simbólica, prevalecen en la obra.
El tema principal del Romance a la luna, luna es la muerte, un tema comúnmente empleado por Lorca, que en este poema se refiere a la muerte de un niño gitano.
Según su estructura métrica se trata de un romance, ya que el poema está divido en nueve estrofas de cuatro versos octosílabos cada una. La rima es asonante en los versos pares y los impares quedan sueltos.
El primer recurso expresivo que podemos encontrar en la obra es la prosopopeya que se produce en el verso 1. Se le dota a la luna la capacidad de poder ir a la fragua, como si fuese una mujer y no un ser inerte. Otros versos en los que podemos observar más cualidades humanas de la luna son los versos del 6 al 8 (se le dota la cualidad de poder moverse y tiene senos como si fuese una mujer). Otra prosopopeya tiene lugar en el verso 5, en el que se enuncia que el aire está conmovido.
Cabe destacar que en los versos 3, 9, 17 y 35 se repiten las mismas palabras varias veces (“mira, mira…”; “luna, luna, luna…”; etc.). En mi opinión, Lorca intenta con esta técnica otorgar musicalidad a sus poemas, como si se tratasen de una canción o una nana. Esta repetición también ocurre en el título del poema (Romance a la luna, luna). Además podemos encontrar anáforas en los versos 3 y 4, en la cual se repite la estructura “el niño la…”; en los versos 9 y 17 (“huye luna, luna, luna”) y en los dos últimos versos (“el aire la…”).
En el verso 8 se define al estaño como duro, un adjetivo que es prescindible ya que la cualidad que expresa va incluida en la definición del sustantivo al que describe. Se trata, así, de un epíteto.
En los versos 11,12, 15 y 16 se produce la alusión de la muerte, la cual no se nombra directamente pero se refiere a ella en los siguientes versos (“harían con tu corazón / collares y anillos blancos” y “te encontrarán sobre el yunque / con los ojillos cerrados”).
En el verso 20 se produce una metáfora sinestésica, ya que se evoca a una percepción táctil y a otra visual (“blancor almidonado”). Además, en el verso 26 encontramos cómo se alude al tono de la piel de los gitanos mediante una metáfora pura (“bronce”).
Finalmente, en el verso 30 puede apreciarse claramente una exclamación, referida al canto de la zumaya (“¡ay, cómo canta en el árbol!”).
En este poema Lorca emplea su común símbolo poético de la luna, que representa la muerte. Esta finalmente se llevará al niño mientras su familia le llora. Es un poema en el que se expresa el dolor por la pérdida y es rico en símbolos y recursos expresivos. Sin duda, se trata de una composición muy emotiva y cargada de sentimiento.
El caballo es utilizado por Lorca para representar la virilidad y tiene valores funestos.
About these ads
Esta entrada fue publicada en Ejercicios.. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Romance de la luna, luna.

  1. lucia dijo:

    muchas gracias.. me sirvio de mucho….

  2. pepe dijo:

    HOLA me gustaria preguntarte acerca de el verso que dice El aire la vela, vela.
    El aire la está velando.
    no se a que se refiere gracias.

  3. Tavo Andres dijo:

    disculpen tengo 2 preguntas

    1. ¿el poema habla de la muerte de un niño,de los gitanos o de la luna? me la pueden justificar con un fragmento del poema.

    2. cual es la función que cumple la luna en el texto

    asi solo me puedan responder una comenten me la respuesta por favor se los agradecería gracias

  4. Pingback: Dos formas antagónicas de abordar un personaje de una historia. | RENÉ FIGUEROA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s